Obtención y procesamiento de datos


Servicio

Hoy en día la información es el principal activo intangible de las organizaciones, ya que representa una poderosa herramienta para la toma de decisiones. Este panorama ha acelerado el crecimiento de los sistemas de información.

¿Cómo lo hacemos?


Para lograr una estructura de datos que atienda las necesidades de información de una organización y que contribuya a la toma decisiones, se debe llevar a cabo un proceso para la adquisición, el análisis y la normalización de datos que permita obtener los resultados esperados en el menor tiempo posible.

1.- Estructura de datos.

Es necesario definir los objetivos que persigue la organización, es decir responder a una serie de cuestionamientos como son: ¿Qué información se espera obtener?, ¿En qué formato se presentara la información? , ¿Se deberán exportar los datos?, ¿Se desarrollaran productos como mapas, visores web o sistemas de información, etc.? Este tipo de preguntas arrojaran los parámetros de entrada, proceso y salida, para construir la estructura de datos.
Esta estructura define además un inventario de datos necesarios para cumplir con los objetivos trazados. Se deberá verificar con cuales de esos datos cuenta ya la organización para posteriormente proceder a la adquisición de los faltantes.

2.- Adquisición de datos.

La adquisición de los datos es un punto esencial en el proceso de la implementación de un sistema de información geográfica. Sin embargo, recopilarlos no es tarea sencilla ya que es necesario disponer de personal especializado. Además de tener en cuenta que en esta parte del proceso se debe de invertir la mayor parte del tiempo.
Se pueden encontrar una gran cantidad de datos de diversas maneras, las principales son:
• Búsqueda en internet sobre fuentes oficiales
• Gestión administrativa entre organizaciones
• Fotoidentificación
• Interpretación de datos
• Levantamientos

3.- Adaptación de datos.

Para poder integrar los datos procedentes de diversas fuentes es necesario (en la mayoría de los casos) realizar procesos de adaptación entre los diversos formatos en los que se encuentra la información. En algunos casos se debe recurrir al proceso de georreferenciación, ya que regularmente gran parte de la información se encuentra representada en forma tabular.
Este punto tiene como objetivo, unificar los formatos existentes para promover la relación entre los datos y de esta forma promover su análisis e integración.

4.- Análisis y normalización.

Corresponde al proceso de verificar minuciosamente los datos y normalizarlos de acuerdo a los estándares y metodologías publicadas por organizaciones nacionales e internacionales para el correcto uso de datos:
• Estándares sobre la calidad de los datos
• Estándares de manejo de archivos
• Estándares de metadatos
• Estándares de errores
• Estándares sobre el flujo de datos